El Impuesto Sobre Adquisición de Inmuebles (ISAI)

El Impuesto Sobre Adquisición de Inmuebles (ISAI)


Breve Historia General de los Impuestos sobre Inmuebles.


Desde el Egipto antiguo se creó un sistema de recaudación que se apoyaba en una burocracia especializada en recaudación de impuestos, a quienes se les denominaron escribas. De otra parte, en la Grecia Clásica existía un impuesto llamado eisphorá, el cual era impuesto a las clases altas atenienses, sobre todo en época de guerras.

Los impuestos recaudatorios en México tienen su origen desde la época prehispánica a los años de las Colonias Novohispanas. Significó una revolución en materia fiscal transformar la cultura del tributo al entendimiento y apropiación del concepto de impuesto. En esta época de grandes cambios y de transiciones, fueron la monarquía y el clero los primeros en reclamar el pago a los conquistadores de los nuevos territorios y sus pobladores. Fuer hasta que se instauraron las instituciones que se formalizó el cobro de manera sistemática.

Posterior a la Guerra de Independencia, la inestabilidad política produjo un sistema anárquico, el cual se basó en impuestos indirectos, tales como son los impuestos mineros y los arancelarios, continuando así con los vicios del México Colonial.

Fue hasta que llegó el porfiriato, que a través del ministro José Yves Limantour se apoyó el fortalecimiento del timbre como el impuesto indirecto más equitativo y racional, derivado de su aplicabilidad a las evoluciones utilitarias de capital.

Así fue posteriormente evolucionando el cobro de impuestos, hasta que la iniciativa de gravar la adquisición o venta de inmuebles fue adoptada por la sencillez y la seguridad con que el fisco pudo recaudar impuestos sobre la adquisición de inmuebles.



El Impuesto Sobre Adquisición de Inmuebles que conocemos

Cabe mencionar que en su denominación "ISAI" como "adquisición de inmuebles" no siempre es adecuada, pues hay casos en los que no existe una transmisión, como en el de la compraventa con reserva de dominio, y aun así se encuentra gravada, o bien ser grava la mera adquisición de un derecho de crédito, como en algunos fideicomisos que no implican enajenación. Aunque también existen situaciones contrarias en las que sí hay una transmisión, por ejemplo la sustitución del fiduciario, que no está gravada. (Adame López Ángel, 2017)

En México, el ISAI también es conocido como Impuesto de Traslado de Dominio. Es un gravamen que paga el Notario directamente a la entidad a la que pertenece el inmueble. Se trata de un impuesto local, y en consecuencia, no debe abonarse ante el SAT sino ante la Secretaría de Finanzas.

Sobre su clasificación, el ISAI es un impuesto "indirecto" porque grava el consumo, es decir, la adquisición de los derechos gravados; es ad valorem porque la base se fija en función del valor de lo que se adquiere, sin importar otras características; y es especial porque grava un objeto en concreto, que es la adquisición de los derechos señalados en la ley.

Para saber si puedes aplicar a la exención de este impuesto, te recomendamos preguntar a tu asesor profesional inmobiliario, pues es un tema que debe conocer muy bien. En caso de que no te pueda ayudar con el tema, puedes acercarte al asesor fiscal de tu Notaría de confianza, con quien podrás hacer la consulta. En Ikasi Inmobiliaria, todos nuestros clientes tanto compradores como vendedores reciben asesoría fiscal en materia de inmuebles de forma gratuita. 

5 Razones para Invertir en Bienes Raíces

Artículos relacionados

 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Miércoles, 12 Diciembre 2018